Admicco

  • Noviembre 22, 2015
  • cedesuscl

LOGO-ADMICCO

Las zonas costeras son consideradas especialmente vulnerables a los impactos del cambio climático, hecho que exige que tanto las autoridades como lax población de estas regiones tengan la capacidad de implementar herramientas y medidas de adaptación y mitigación que les permitan reducir su vulnerabilidad frente a los impactos de dicho fenómeno.

En este contexto, el proyecto de “Adaptación y Mitigación al Cambio Climático en Zonas Costeras (ADMICCO)” busca disminuir el impacto negativo del cambio climático entre la población de menor calidad de vida de ocho (8) ciudades costeras de Perú, Chile y Ecuador.

ADMICCO es un proyecto implementado por Asociación Civil LABOR (Perú) y financiado por la Unión Europea, cuya ejecución se realiza en consorcio con CooperAcción (Perú), CEDESUS (Chile), EcoCostas (Ecuador) y el Instituto Superior Técnico (IST) de Portugal.

La iniciativa, que tendrá una duración de cuatro años, pondrá énfasis en el desarrollo de capacidades de autoridades, funcionarios, técnicos, líderes empresariales y sociedad civil, así como en la generación, aplicación y transferencia de herramientas que permitan hacer frente de manera adecuada al cambio climático.

 Objetivos

 Objetivo general

El objetivo general del proyecto ADMICCO es contribuir a disminuir el impacto negativo del cambio climático entre la población de menor calidad de vida de ciudades costeras de países sudamericanos.

Para ello, se buscará desarrollar capacidades de la población de menores recursos para la adaptación frente a los impactos locales del cambio climático.

Objetivos específicos
ADMICCO promoverá procesos de adaptación y mitigación al cambio climático en 08 ciudades costeras de países sudamericanos en situación de vulnerabilidad.

Esto se logrará, se través de instrumentos y procesos participativos de ordenamiento territorial y de experiencias de adaptación y mitigación de carácter local.

Países y Organizaciones participantes.

El proyecto ADMICCO es financiado por la Unión Europea e implementado por Asociación Civil LABOR (Perú). La ejecución del mismo se realiza en consorcio con CooperAcción (Perú), CEDESUS (Chile), EcoCostas (Ecuador) y el Instituto Superior Técnico (IST) de Portugal.

Perú

Zona SUR
(Ejecuta: Asociación Civil LABOR)La zona sur del Perú es una región con gran actividad extractiva y productiva que constituye además un área de especial interés para la inversión en la industria petroquímica y gasífera, características que la convierten en un foco de atracción para migrantes de diversas partes del país.

En esta zona se encuentra la ciudad de Ilo (Región Moquegua), una de las pioneras del país en lo referido a planificación y desarrollo participativo, con una población de 67,300 habitantes cuyas principales actividades económicas son la pesquera, portuaria, minero metalúrgica y comercial. En esta ciudad se ubica también la fundición de cobre más importante del país.

Por otro lado, la ciudad de Camaná (Región Arequipa), con una población de 53,034 habitantes, basa su economía principalmente en la agricultura, ganadería y pesca; y en menor medida comercio. La ciudad de Mollendo (región Arequipa), por su parte, cuenta con hermosas playas que se constituyen en importante atractivo turístico, no sólo para sus 28,300 habitantes, sino para visitantes de todas partes del Perú. Asimismo, en Mollendo se encuentra uno de los puertos más importantes del país.

Estas tres ciudades (Ilo, Mollendo y Camaná) están asentadas en una de las zonas más áridas del planeta, cuya característica costera las hace especialmente vulnerables a los efectos del cambio climático, ya sea por elevación del nivel del mar, exceso de lluvias y sequías severas. Cabe señalar que, actualmente, esta parte del territorio da muestras de falta de disponibilidad de agua debido a la disminución de las precipitaciones pluviales en las zonas altas de sus cuencas.

En este contexto, los gobiernos locales de la zona carecen de instrumentos de gestión que permitan una debida adaptación a los efectos del cambio climático, por lo que las poblaciones más vulnerables, que dependen de actividades vinculadas a los recursos naturales, sufren los peores impactos de este fenómeno global.

Con el proyecto ADMICCO se pretende disminuir el impacto negativo del cambio climático entre la población más vulnerable de estas ciudades, promoviendo procesos de adaptación e impulsando iniciativas piloto de mitigación.

Zona NORTE
(Ejecuta: CooperAccion)Las cuencas costeras de Huaura y Huaral albergan ambas aproximadamente 380,000 habitantes. En ellas se desarrollan diversas actividades productivas (con una fuerte vocación alimentaria) así como actividades extractivas, éstas últimas tanto en las partes altas de sus cuencas como en el mar adyacente a sus costas. Cuentan también con diversos espacios de alta biodiversidad, como lagunas alto andinas, lomas, humedales costeros, islas, puntas y yacimientos arqueológicos de importancia, entre otros.

Por sus características, estas zonas están expuestas a importantes y variados impactos debido al cambio climático. Sin embargo, las capacidades para enfrentar este fenómeno son claramente insuficientes, lo que constituye una alta vulnerabilidad del territorio y sus habitantes. En los años recientes, las municipalidades de Huaura y Huaral han formado sus respectivas comisiones ambientales, estableciendo además un plan y una agenda ambiental, insumos que serán soporte importante para el desarrollo de las actividades del proyecto.

Chile

(Ejecuta: CEDESUS)

Las comunas de Navidad y Pichilemu, donde se ejecuta el proyecto, pertenecen a la región del Libertador Bernardo O´Higgins, la cual cuenta con una población estimada de 883,368 habitantes, de los cuales más del 70% se asienta en zonas urbanas. Dicha región es poseedora de importantes riquezas mineras y presenta un sector agropecuario muy desarrollado gracias a sus abundantes y fértiles suelos, además de su cercanía a la capital y una adecuada estructura de comunicaciones y transporte. Dada las condiciones medioambientales y paisajísticas que presenta el borde costero de la zona, poco intervenidas en comparación con el resto del litoral de la región, es posible vislumbrar su potencial turístico.

Sin embargo, esta área costera presenta la menor población con relación al resto del territorio regional, además de contar con el mayor porcentaje de habitantes rurales, con asentamientos de tamaño medio, problemas en la disponibilidad de servicios urbanos y carencia de una red vial que integre estos territorios con el sistema costero central. Asimismo, el secano costero de la Región del Libertador Bernardo O’Higgins presenta una marcada tendencia a la declinación en las precipitaciones, restricciones a la disponibilidad hídrica y demandas de irrigación, así como a un incremento en el riesgo de incendios forestales.

En este contexto, y teniendo en cuenta que la prevención, preparación, respuesta y recuperación ante los impactos del cambio climático, son aspectos prioritarios para el Estado Chileno, el proyecto ADMICCO apoyará a las autoridades de las zonas costeras a desarrollar capacidades y emplear instrumentos diversos que permitan incorporar el enfoque de cambio climático en los procesos de desarrollo, así como adoptar medidas de adaptación y mitigación con participación de los productores, sector empresarial y la sociedad civil, promoviendo además la conservación de ecosistemas costeros frágiles clave para la sostenibilidad ambiental y la resiliencia de los habitantes del borde costero.

Ecuador

(Ejecuta: EcoCostas)

La ciudad de Manta se encuentra en un punto medio de la costa continental de Ecuador. Cuenta con un aeropuerto internacional, es una zona industrial y posee el mayor puerto atunero del país. Esta localidad mantiene un crecimiento poblacional y económico sobre el promedio nacional en las últimas décadas. Muy pronto se construirá una refinería de petróleo en una zona muy cercana.

Por otra parte, Santa Rosa es la única ciudad de la provincia de El Oro con playas oceánicas y un archipiélago de alto valor para acuicultura, turismo, generación de medios de vida para la población local y para navegación comercial. La costa continental de Santa Rosa está ocupada por bananeras y centros poblados.

Manta sufre actualmente los efectos de inundaciones y deslaves por desbordes de ríos y lluvias durante la época invernal. Asimismo, Santa Rosa es fuertemente afectada por factores asociados al cambio climático.

En el caso de las islas Galápagos, el 97% del territorio insular es Parque Nacional y el 3% restante es administrado por los tres gobiernos municipales existentes. Este conjunto de islas posee un régimen legal especial tanto para sus áreas protegidas como no protegidas, incluyendo el mar que las rodea que constituye la Reserva Marina (con una extensión de 138,000 Km2), la misma que es administrada por el Parque Nacional Galápagos.

En este contexto, el año 2009 se creó en Ecuador la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos, la cual establece la gestión de riesgos como mandato obligatorio de los gobiernos locales. Además, recientemente fue expedido el Código de Ordenamiento Territorial y Descentralización (COTAD) que otorga a los gobiernos locales competencias específicas para el ordenamiento de los diferentes usos de sus territorios.

Teniendo en cuenta este marco legal y las características de los territorios, el proyecto ADMICCO desarrollará procesos participativos auspiciados por dos gobiernos municipales continentales (Manta y Santa Rosa) con el fin de elaborar mapas de riesgo y generar planes de reducción de riesgos que serán establecidos mediante ordenanzas. En Galápagos se trabajará con uno de los tres municipios y las experiencias serán compartidas con los otros dos para alimentar sus procesos de ordenamiento y reducción de riesgos.

 Unión Europea

La Unión Europea se creó en virtud del Tratado de la Unión Europea. En la actualidad está formada por 27 Estados miembros. Se fundamenta en las Comunidades Europeas y en la cooperación de los Estados miembros en los ámbitos de Política Exterior y Seguridad Común y de Justicia y Asuntos de Interior. Las cinco instituciones principales de la Unión Europea son el Parlamento Europeo, el Consejo de Ministros, la Comisión Europea, el Tribunal de Justicia y el Tribunal de Cuentas.

La Unión Europea es el principal agente de la cooperación internacional y la ayuda al desarrollo. Es también el mayor donante mundial de ayuda humanitaria. Actualmente, la Comunidad Europea tiene la responsabilidad política y financiera de más del 11% de la ayuda pública a escala mundial, frente al 5% en 1985.

La finalidad primordial de la política de desarrollo de la CE es la erradicación de la pobreza, según el acuerdo de noviembre de 2000. Con objeto de intensificar el efecto de sus actividades, la CE orienta su asistencia hacia las siguientes seis áreas prioritarias: comercio y desarrollo; integración y cooperación regionales; apoyo a las políticas macroeconómicas y acceso equitativo a los servicios sociales; transporte; seguridad alimentaria y desarrollo rural sostenible; y capacitación institucional, buena gobernanza y Estado de Derecho. Aparte de estas áreas esenciales, se están incorporando importantes asuntos transversales a las actividades relacionadas con el desarrollo, a saber, los derechos humanos, la igualdad de género, el medio ambiente y la prevención de conflictos.

«La Unión Europea está formada por 27 Estados miembros que han decidido unir de forma progresiva sus conocimientos prácticos, sus recursos y sus destinos. A lo largo de un período de ampliación de 50 años, juntos han constituido una zona de estabilidad, democracia y desarrollo sostenible, además de preservar la diversidad cultural, la tolerancia y las libertades individuales.

La Unión Europea tiene el compromiso de compartir sus logros y valores con países y pueblos que se encuentren más allá de sus fronteras».

Foro Internacional Sobre Experiencias de manejo de riesgos Asociados al Cambio Climático en Tres Países del Pacifico Sur.

Manta

Introducción

Los fenómenos Hidrometeorológicos se vienen incrementando año a año en todo el mundo, ocasionando impactos en la vida de las personas y afectando en muchas ocasiones a la sociedad en su conjunto, poniendo en evidencia la vulnerabilidad del ser humano y de sus infraestructuras. Los investigadores nos alertan sobre la necesidad apremiante de cambiar nuestra relación dominante frente al planeta y de buscar la forma de convivir de manera más armónica con la naturaleza. Las variaciones del clima se encuentran a la orden del día: heladas, sequías, súbitas tormentas, olas de calor, lluvias intensas son monitoreadas y reportadas con más frecuencia alrededor del mundo. El cambio climático se avecina nos alertan los científicos y con ellos cambios irreversibles en la atmósfera que nos enfrentará a problemas aún no dimensionados en su totalidad.

Hay quienes se enfocan desde el cambio climático y generan estrategias para adaptarnos y mitigar los posibles efectos. Hay quienes se enfocan desde la gestión de riesgos, y hablan de reducir, prevenir y prepararse. Esta aparente dicotomía de términos parecería confluir en una misma dirección: el desarrollo humano sustentable. La búsqueda de un nuevo modelo de sociedad, de un sistema que reconozca los derechos de la naturaleza, respete los derechos fundamentales y encuentre alternativas al modelo actual.

Presentación

En este marco, dos proyectos financiados por la Unión Europea juntan sus esfuerzos para contribuir al “Foro Internacional sobre experiencias de manejo de riesgos asociados al cambio climático en tres países del Pacífico Sur”. Por una parte el proyecto de “Adaptación y mitigación al cambio climático en zonas costeras” (ADMICCO) y por otra el proyecto PNUD/SGR de “Fortalecimiento, capacitación e investigación para reducir las vulnerabilidades mediante el diseño de acciones efectivas de reducción de riesgos de desastres a nivel local”.

El proyecto ADMICCO es parte de un programa de cooperación de la Unión Europea para el desarrollo de América Latina, ejecutado por un consorcio de ONG de Chile, Perú, Ecuador, en el que participa también el Instituto Superior Técnico de Portugal (IST), en directo apoyo a gobiernos y actores locales. El objetivo es contribuir a la disminución del impacto negativo del cambio climático en la población de menor calidad de vida de ocho ciudades costeras. Este enfoque implica un importante trabajo temático y territorial, y ha demandado alianzas a nivel del gobierno y los actores locales. Ha contado con la participación de profesionales de varias ramas de las
ciencias, la política y de los usuarios de los recursos costeros.

Por su parte, el proyecto PNUD/SGR está financiado por la Oficina de Ayuda Humanitaria y Protección Civil de la Unión Europea (ECHO) en el marco del Plan de Acción Dipecho 2013-2014, y su objetivo principal es asistir a los gobiernos locales y a la Secretaría de Gestión de Riesgos (SGR) en la aplicación de acciones piloto efectivas que conduzcan a la reducción de riesgo de desastres. El Foro Internacional sobre experiencias de manejo de riesgos asociados al cambio climático en los países del Pacífico Sur, será un espacio para mostrar una diversidad de respuestas en relación a estos desafíos, permitirá ver cómo se ha ido construyendo un eje operativo común en torno a temas de ordenamiento de los usos del espacio costero en los tres países, bajo liderazgo local.

Al mismo tiempo permitirá examinar cómo avanza la construcción de vínculos entre gestión de riesgos y gestión de impactos asociados a cambio climático. Un hallazgo común en los países y en la región, y más allá de ella, ha sido el de encontrar actores que comparten el interés de visibilizar estos vínculos y de instrumentar iniciativas de acción tanto a nivel local como regional y mundial. La conclusión parece ser que gestión de riesgos y gestión de impactos asociados al cambio climático son expresiones que van encontrando más y más puentes y espacios compartidos.

El Foro va a mostrar los avances en la generación de estos puentes y espacios compartidos en los ámbitos locales y regionales. Y esperamos que también muestre los avances y desafíos en la evolución e implementación de las ideas a escala global sobre la necesidad y conveniencia de vincular explícitamente las grandes políticas y compromisos de reducción de riesgos y cambio climático con los objetivos del desarrollo sostenible.

Objetivos

1. Compartir experiencias desarrolladas bajo liderazgo de actores locales para gestionar, en ciudades y áreas costeras de tres países, riesgos específicos asociados a los impactos de cambio climático.
2. Intercambiar las metodologías y aprendizajes desarrollados por universidades, entes de ciencia y de investigación como contribuciones para mejorar la forma y los resultados de la gestión de los riesgos en la región.
3. Desarrollar los vínculos entre los actores que participan en la construcción y desarrollo de mecanismos de complementariedad entre lo local y lo regional, entre la ciencia, la política y las inversiones, para mejorar la seguridad y la calidad de vida humana.

Participantes

Líderes y técnicos de los gobiernos con responsabilidad en la gestión local y nacional del territorio y sus usos, profesores y estudiantes universitarios con interés en profundizar su conocimiento de experiencias nacionales e internacionales, con enfoque en la vulnerabilidad frente al Cambio Climático y la gestión de los riesgos asociados.

Organizan
• Proyecto regional de adaptación y mitigación al cambio climático en zonas costeras (ADMICCO)
• Secretaría de Gestión de Riesgos (SGR)
• Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD)
• UNESCO
•Escuela Politécnica del Litoral (ESPOL)
Contacto local
EcoCostas
Apoyan
Oficina de Ayuda Humanitaria y Protección Civil de la Unión Europea (ECHO)
UNESCO y PNUD
SGR

Metodología

El Foro se desarrolla en tres días. El primero y el tercero las presentaciones e intercambios se enfocan en las experiencias de los socios residentes en las áreas de trabajo del Proyecto ADMICCO. En el segundo se presentan las experiencias lideradas por universidades y entidades de ciencia e investigación que han contribuido con modelos y metodologías para el abordaje y desarrollo de herramientas para mejorar la gobernanza de los asuntos del proyecto SGR/PNUD.

Las presentaciones van seguidas de diálogos abiertos con los asistentes. A más de las sesiones de presentaciones de experiencias habrá también paneles de reflexión, seguidos de diálogo abierto. Todas las presentaciones y la relatoría del taller serán sistematizadas y enviadas a los participantes y estarán disponibles al público en la página web de ADMICCO y la SGR.

Banner